PUNTA DE LANZA

(Por Senén González Vélez)

Joselito Carnaval! Su personalidad y curiosidades

sin yupis, ni gomelos.

(Febrero 20)

Los carnavales de Venecia, Brasil y Barranquilla, son los más importantes del mundo. El primero, es muy antiguo, y lo distingue de los restantes, el estilo clásico que además de los vestidos lujosos de la época, predomina el uso colectivo de las máscaras. Los dos siguientes, tienen rasgos comunes, a pesar que los ritmos son diferentes, convocan a iguales orígenes, africanos e indígenas, en sus esencias musicales, distinguiéndose el baile brasileño, porque hay más movimientos sensuales y lujuriosos, que incitan a la sexualidad. Hay adornos de tela, en los que predominan las plumas y los hilos dentales y la moda Eva. En el de Barranquilla, hay más recato y poca desnudez, y con ritmos que por ser más diversos, rompen la monotonía.

(Imágenes. archivo particular – VBM).

La personalidad. Suelen los barranquilleros ser muy jocosos, y mamadores de gallo, dentro del corazón del carnaval. En el conocido sitio ‘’La barra’’, por ejemplo, pese a su independencia con relación al carnaval, también hace parte del espíritu carnavalesco, por ello está considerada como uno de los sitios centrales del humor popular, que funciona todo el año.

De otra parte, está La Troja, considerada como el salón público, para todo el que quiera bailar, a cualquier hora del día. Es decir, Barranquilla es cuna del humor, y el baile es una constante de felicidad. O… como dicen: ‘’Tranquilo Camilo, tómalo con su avena y su pitillo, porque ya la privacidad, perdió su pena’’.

La Barra es, para mí, muy parecido al Congreso de la República, porque es el centro del humor, donde se habla de forma soez pero con gracia y se gana poco. Y en el Congreso, se habla la misma vaina, pero se gana mucho. Hay excepciones. Pese a todo, en ambos lugares el humor tiene su forma de vestir. Pero nos hacen reír. En La Barra, están los genios del humor; y en el Congreso, los genios de la magia y la mermelada.

Colombia se ha convertido en un hazmerreír internacional, en que con el goce espiritual que produce el chiste, se logra la salud mental colectiva, y eso desarma los espíritus belicosos y los odios recalcitrantes, viscerales y el racismo, que tanto daño hacen, con excepciones desde luego. Pero los hay tan peligrosos y amargados, como tóxicos para la salud de la Nación. El humor que produce risa, es un remedio infalible para los espíritus en conflicto. La felicidad debe ser el objetivo nacional, para hacer las cosas bien.

¿Cuántas verdades no nos dijo Mario Moreno, el inolvidable Cantinflas, en sus discursos salpicados de humor, pero basado en un argumentos filosóficos, sociológicos y políticos en su famosa película ‘Su Excelencia’’, en que se refiere a la ONU y su papel. ¿Qué hacen la OEA y la ONU hoy día? Ambas son centros especializados para la polarización de la humanidad y de talla elástica, para donde mejor les convenga.

En Colombia, solo hay un Cantinflas, que por desgracia no honra la dignidad y el talento humorístico del mexicano, pero con su humor enlagunado, también nos hace reír.

Me llamó la atención las genialidades de los humoristas barranquilleros, lo que me permitió utilizar uno de sus chistes para graficar la burla de los Juegos Panamericanos, apoyándome en la edad con la impotencia, y de esta como resultante, la desilusión que fue la que sentimos todos con la no realización del encuentro deportivo internacional en Barranquilla y la Costa Caribe. El humorista le hace una desafiante pregunta a un ciudadano respetable y le dice:

‘’Amigo, amigo, ¿cuántos años tiene usted?. Este le respondió, 65. El actor, con la mayor seriedad le dijo delante la esposa: Óyeme, entonces tú, ya haces parte de los que ¿juegan Golf? ¿Y… ¿por qué me dice eso?, respondió el señor. Pues fíjate que, por tu edad, llevas el palo caído, la bola en el suelo y el hoyo lejos. ¿Ajá, es así, o no?’’.  Así se vio y vivió la desilusión con los Panamericanos, todo estaba ganado, y todo se perdió: el palo, la bola y el hoyo. Como quien dice, nos fregamos y quedamos impotentes.

Pero la esposa, enrojecida de pena, le daba palmaditas por la cabeza, y le dice: ‘’ se nota que juegas golf, acá quedamos comiendo ilusiones, mientras que el aporte económico quedó en el limbo’’.

Los ñeros — el formato popular que identifica a los barranquilleros — les ponen música a sus jocosas letanías de todos los calibres, en las que se sacan el clavo de todas las cosas que ocurren en los gobiernos.

A los barranquilleros les gusta andar bien montados, usan autos de alta gama. Cuando parquean un carro de baja gama en los centros comerciales, dicen: ‘’el mío pasa por donde esos otros no pueden’’. Auto estima alta.

El barranquillero disfruta de la comida que venden en un humilde carrito móvil, como visitar al mejor restaurante de la ciudad. En ambos casos, los criterios son el billete: no humilla estratos, pero la buena comida deja la barriga y el corazón contento. Aquí, el sentido de la pobreza no se nota, porque los hace ricos ser alegres y descomplicados, lo cual no significa ser flojos, pero si prácticos que es otra cosa.

Modo de vida. Prevalece el placer de comer agradable y beber el más fino whisqui. De ahí, la explicación para entenderlos, cuando recurren al eslogan: el que lo vive, es quien lo goza.

A ritmo de Carnaval se decía. ‘’Nojoda, Petro, nombra personas en los ministerios o embajadas sin saber qué es lo que van hacer. Son manes que de vainas distinguen un burro de un caballo, a pesar de haber estado en Venezuela, donde, desde allí, pudieron diferenciar un mulo, de un burro, que, como excepción, el de Caracas, es de la talla de un caballar’’.

El barranquillero no sufre de complejo de inferioridad, o por lo menos no lo demuestra, y eso podría dibujarlos, como arrogantes. En los tiempos del béisbol, si existió la rivalidad y muy desafiante, que se terminó con la construcción de la carretera “La cordialidad” que comunica a Barranquilla con Cartagena. Hoy la Vía al Mar, superó todas las deportivas diferencias y existe una maravillosa comunión como costeños.

Los estratos no se notan, porque la clase media y menos media, llegando a pobres, se han mentalizado que son importantes, como los estratos seis, o les importa un bledo lo que los ricos piensen, ellos viven su vida y se quejan tanto, como los pudientes, porque el mal que afecta a pocos, también les llega a muchos. Esa mentalidad, es genial. Además, que el sentido de pertenencia es tan notable, que cuidan a su ciudad, que la hacen propia. Por ello “La Arenosa”, ha crecido y está considera como la ciudad más importante, que en un futuro no muy lejano, seguro la convertirá en centro mundial de negocios.

Cuando un pueblo se distingue por la superación que logra a través del esfuerzo propio, y se convence que el estrato social al que pertenece, no es impedimento para escalar y triunfar, vale tanto como el más alto. De ahí la razón para que hoy día veamos profesionales brillantes, que dejan el nombre de su origen familiar bien en alto, como en otros casos, que desperdician las oportunidades, y pasa lo contrario.

Barranquilla es alegre por naturaleza. Aquí se festeja todo lo bueno y lo malo también, que termina en festejo, pero para ironizar. Siempre las fiestas carnestoléndicas culminan el Miércoles Santos, después de beberse todo el licor del mundo, entre cerveza, whisqui y guaro, hasta dejar las suelas de los zapatos casi en medias, con excepción de los Ferragamo, que resisten el peso de lo absurdo.

Como contraste y para el “desenguayabo”, vi el pasado miércoles, 14 de febrero, Día del Amor, otro motivo para festejar, con flores y abrazos, y también una ocasión para arrepentirse no de lo que hicieron, sino de lo que dejaron de hacer. Pues como se trata del final de los carnavales que se encuentran con el inicio de la Cuaresma, muchos católicos caminaban en fila india y disciplinadamente, con destino al altar de las iglesias, para que el sacerdote les impusiera en la frente la Cruz del Señor, en cenizas. Sentí de modo paradójico, la apología de la muerte y la resurrección en simultánea, que se ponía en escena a través de Joselito Carnaval.

Es la concurrencia de lo verosímil con lo inverosímil que caminaban de la mano, y solo faltó escuchar: Polvo eres y echaste, y en polvo terminaras, o te convertirás, después que te las gozaste. Me imaginaba al cura de las cenizas, lo que estaría pensando para sus adentros. ‘’¡Caray…! de las que me estoy perdiendo carajo! Mientras que el padre Linero, se las está gozando, yo acá los dedos chupando’’.

Todas esas curiosas singularidades de los festejos, ratifican los espíritus del ‘’importaculismo costeño’’ con el que peca goza y luego reza, entonces empata, y con las cenizas en la frente también se acepta la vida eterna, y el efecto de la Resurrección, que chistosamente, está representado por Joselito, que resucitará en el año 2025 nuevamente.

La bella Verónica por despecho ante los coros: FUERA PETRO, disque se fue para el Brasil, y allá en portugués le corearon: ‘’Fora Petro, Fora Petro’’, pero…al ritmo y movimiento de la samba. ¿Será verdad?

Casi se repite la historia de 1985

(Febrero 13)

Quienes todavía dudan que el presidente de la República está enfermo de obsesión de poder, con delirante estado progresivo de variables comportamientos anímicos, que lo impulsan a sobrepasar el miedo a la autoridad y las leyes, sin que recurra a la reflexión, y sin que nadie se le acerque de modo compasivo para ayudarlo, y si, para incendiarle sus EGOS, todos esos, atropellan la Constitución, y son cómplices directos de cualquier tragedia que pueda pasar en el país. Incluye a los uniformados de la Nación.

Los creyentes cristianos, debemos ser compasivos, pero… ¿qué hacer con Petro, y los que, como él, no tienen a Dios en su corazón? Como soy pensador independiente, que no pertenece a ninguna demonización religiosa, ni partido político, solo creo en DIOS y conservo la esencia de la doctrina liberal original con sus mesuradas adaptaciones a los modernos tiempos, no a la que se prostituyó por las conveniencias y trueques mercantilistas, que los alejaron de la Patria.

Cuando fui, a mucho honor, juez de la República de Colombia en el año 1969 hacia adelante, varios años, aprendí a tener equilibrio para todo en la vida. Por ello ser Magistrado y Juez, es una dignidad, respetabilísima, aunque se debata hoy entre la “VIRTUD Y EL DEFECTO” por las tentaciones que dañan los principios y la falta de coraje para decir no, a lo malo, y si, a lo ilegal. El todo se vale, está matando la moral de la Nación.

Ningún cristiano, desde el Papa Francisco, hasta el último predicador, debe ponerle elasticidad, en modo toda talla, para que se vistan los absurdos. Estamos y están obligados a que, en el concepto del ser compasivos, jamás quepa lo PERMISIVO, para honrar el facilismo. Eso es mediocridad, incompetencia, y falta de sana iniciativa.

Lo que se pretendía hacer DURANTE EL PLANTÓN AL PALACIO DE JUSTICIA, AVIZORABA LA REPETICIÓN DE LA TRAGEDIA DE 1985.

A propósito, cuando a Petro se le culpó de los hechos antes mencionados del año 85, una juez sin rostro le profirió sentencia el 15 de mayo de 1992 con orden de detención, lo que da motivos para que se active la determinación del juez del momento, por reincidente. Vale la pena que los abogados penalistas del país, que por cierto son excelentes, analicen este caso, pues los juicios penales no prescriben y menos, provenientes de tan miserable magnitud. Una amnistía funciona, pero se pierde cuando se reincide.

De otra parte, al reincidir el 8 de febrero del año 2024, a mi juicio, agrava su situación legal, por lo que la justicia debe actuar estudiando ese hecho.

Invito al ilustre abogado hijo de una de las víctimas del Palacio de Justicia, doctor Carlos Medellín Becerra, a quien admiro, para que analice este hecho de la juez sin rostro, que arriba mencioné.

Los magistrados duraron 6 horas secuestrados en sus despachos, porque no podían salir. Eso es un delito. Petro fue quien incitó y organizó el plantón. Entonces: confesión de parte, relevo de pruebas.

Estamos en un mandato anormal, en los que la holgura reina, y el desacato define e impera. Hay que retomar las riendas del orden, gústele a quien no le guste. Y a las Cortes debemos defenderla como la Fiscalía y la Procuraduría. Esos son las dos fuentes de salvación con los que cuenta la patria.

Ese plantón de alto y medio mestizaje y de revoltillos étnicos, organizado por el mismo Presidente, invitando al CAOS, ES UN DELITO. Solo el diablo juega con la candela y se atreve, a tan desafiante intento, sin chamuscarse.

Según se comenta, la conspiración estaba enfocada para presionar a los Honorables MAGISTRADOS, para que eligieran Fiscal General a como diera lugar.

A Petro le salió el tiro por la culata, y ahora, los magistrados deberán usar la lupa, y demostrar su independencia, en la que impere el tiempo de la razón, el tiempo de la justicia, y el actuar en los tiempos de Dios, y no en los del demonio.

La barbárica determinación presidencial es un grave irrespeto para la máxima autoridad de la justicia que representa el espíritu de la ley, y del Estado de Derecho. No puede repetirse y menos por su principal protagonista de 1985, hoy presidente.

También es una afrenta a la democracia y un desafío a las autoridades que están en el deber de cumplir con la Constitución, que como lo he dicho muchas veces en Punta de Lanza, no siempre las Fuerzas Armadas y policiales, por aquello de no ser DELIBERANTES, solo están para defender los actos dictatoriales, absurdos, caprichosos, con rasgos de psicópatas, de un presidente, así sea el JEFE SUPREMO DE LAS FUERZAS ARMADAS Y POLICIALES. La vida, la paz y la libertad, son derechos sagrados, que no pueden estar a merced de los tiranos. Eso, jamás.

Es bueno es ejercer un derecho, pero mejor aún es cumplir con la obligación constitucional de salvar la vida y honra de sus ciudadanos, y evitar que los masacren.

Con el respeto que me merecen las estrellas de un General como Salamanca, en este Gobierno, han perdido su dignidad doctrinal, en aras de mantener contento al Presidente. Puede que les hayan mejorado sus ingresos, como lo hizo Chávez. Pero… las dignidades no se negocian, ni los ascensos o  condecoraciones se compran. Eso es aceptar un modelo de humillación, que denigra la esencia y viola la pureza de los ideales.

Cuando se dijo: que la defensa por la libertad de los Honorables Magistrados, se debió a la intervención del Presidente y no a una determinación automática, o como iniciativa propia del General y sus policiales, para mí, se tipificó más como un acto que suena a lambonería, que al deber y la obligación que nace de un mandato de la Constitución y de la ley. El actuar militar y policivo cuando entra en acción, debe estar con la respuesta para la acción.

Señor General Salamanca: el 8 de febrero, usted mostró sus verdaderas credenciales, como un oficial deliberante.

Ese detalle del presidente de regresarlo al generalato, después de gozar del uso del buen retiro, tiene muchísimas lecturas, que no enaltecen un reconocimiento patriótico de servicio, pero si apunta a una postura política de vieja y escondida data, que sirven de prólogo para saber cuál es la doctrina que hoy rigen las Fuerzas Armadas y policiales de Colombia. ¿En cuál de la dos se inspiró al Presidente? Eso debe estar escrito en las hojas de vida de la institución. El país debería conocerlo.

Invito para que, mediante las vías legales, se convoque a los juristas del país, para denunciar ante las esferas internacionales, el conato de atentado contra los Magistrados de la Corte Suprema, y el peligro que sus vidas estuvieron expuestas, como las de todos los jueces de la República de Colombia, incluyendo la Fiscalía General, y la Procuraduría General de la Nación, así como también, por reincidir el señor Petro, al ser sentenciado por la juez sin rostro en mayo 15 de 1992, es un proceso que hay que escudriñar.

Cuando la locura se siente atrapada por la misma locura, conduce a que se cometan disparates.

Colombianos, unámonos en defensa de las Cortes, de la Fiscalía, Procuraduría y de los jueces de la República. Aún tenemos tiempo para la salvar esta Patria, por las vías legales y en las urnas. Seamos coherentes, cabales, y no irracionales.

“Golpe de Pecho”

(Febrero 6)

El golpe de estado, se lo está dando el propio Presidente, para victimizarse y provocar angustias colectivas en todos los órdenes.

Las ambigüedades gubernamentales, son alarmantes, pero la más preocupante y absurda de todas, es el deseo del Presidente al concebir el Estado de Derecho y la forma de gobernar, como un imperativo de tipo monárquico, en que la ambición de ejercer el poder de manera absoluta y sin fronteras, es su objetivo principal, cueste lo que cueste, así sea derramando sangre.

De ahí el que recurra al argumento falso de considerar como un atropello a la institucionalidad, la AUTONOMíA que tienen los organismos, como la Fiscalía General de la Nación y la Procuraduría General de la República, en el ejercicio de las obligaciones legales y constitucionales, y el deber de hacerlas cumplir, sin distingos de ninguna clase. Esto incomoda a Petro, que es un VIOLADOR CONSUMADO de las normas, por ello pretende darle órdenes y manejarlos como subalternos, por su omnímodo poder. Le tiene miedo a una destitución y un carcelazo, porque el imperio de la izquierda lo acaba y el Pacto Histórico lo sepulta.

(Imagen: archivo particular – VBM):

El día que el Poder Judicial, la Fiscalía y la Procuraduría, sean dependientes totalmente del poder político o del presidente de turno, se asesina la constitución y se sepulta el Estado de Derecho. Hoy día, está siendo hipnotizada, y por ahí se empieza. Tampoco lo podemos aceptar.

El Congreso de la República tiene comportamientos asintomáticos por sus posturas doctrinarias, y por lo mismo impredecibles. ¡REACCIONEN POR FAVOR!

En alguna ocasión escuché decir que ciertos congresistas tenían alma de prostitutas, y el término me alarmó; a lo que hoy le llaman, prepagos: me pagas por anticipado, y te doy lo que quieras, es decir, como todo se vale, hasta el honor de la retaguardia está en peligro. Será la razón: ¿El libre desarrollo de la personalidad en matemáticas posturas?

Otros dicen: son capaces de vender hasta su propia madre, si con su venta, se logra el objetivo. Hay que recuperar el honor del Congreso.

Muchas veces el centro legislativo de la patria, confunde su proceder al conformar una bancada de oposición o de respaldo, porque se actúa sin antes analizar de manera racional, la razón del ¿por qué se opone o se respalda? Ejemplo. El tema de la Reforma a la salud. La reforma tributaria. La parálisis de Ecopetrol. Se apoyaron a ciegas, y trajo lamentos. Claro, las posturas demenciales presidenciales generan radicalismos y como respuesta, la ley del talión.

Todo lo que está ocurriendo en Colombia, obedece a una actitud pasional, fanática, de odios y nada patriótica del presidente Petro. Sus seguidores y colaboradores, actúan como los más sublimes domesticados vasallos, que, con ceguera visual y mental, se le miden a lo que sea.

De otro lado, la postura castrense a la colombiana, me refiero a las Fuerzas Armadas y policiales, confunden el no ser deliberante con el deber que les asiste para defender la Constitución, la institución militar y policial, y al pueblo, como hoy está ocurriendo, y nada que actúan, ni menos, se hacen sentir. ¿Será que la marca de la oz y el martillo, les pareció atractiva, en lugar de LIBERTAD Y ORDEN?

El no ser deliberantes y el deber de cuidarnos y defender la Constitución, es cosa muy diferente. Eso no es participar en política, eso debería entenderse como los UNICOS INDICADORES que IMPIDAN DESTRUIR las instituciones, que es otra cosa muy distinta, al de participar en política.

El Congreso, perdió su respetabilidad, y… desde la época de Santos, se agudizo más, y se acentuó su tendencia corrupta, a la fecha con Petro, el abanderado de la anticorrupción, pues la mermelada, la convirtió en un centro de remate de doctrinas al mejor postor.

Por todo lo visto, urge la constitución de un nuevo partido político independiente.

La terquedad y el EGO del presidente Petro, y de todos sus colaboradores, se volvieron delirantes, con arrogancia altanera. Estamos fastidiados de Petro. ¡FUERA PETRO CARAJO!

Tenemos un presidente, virtual y robótico más que humano. Su desmedida obsesión por la terquedad, y los objetivos revolucionarios, los expresa virtualmente, para no darle la cara al pueblo, bien por condiciones de licor, miedo al argumento, incumplimiento, o pasado de pastillas, para descansar.

Su valentía, solo aflora cuando la manada de lobos lo acompaña o convoca a los sicarios para que muerdan por él, y después, les premia con salarios de millón de pesos.

Petro está arrinconado, pero no por eso, deja de ser peligroso. Nerón, en su locura, incendio a Roma, hoy se queman las montañas y bosques del país. Quiere ver ARDER A COLOMBIA. ¡Ojo con eso!

Toda su actuación es a través de sus ministros, que son ruedas sueltas, que ya están amaestrados y tan desorientados, como el propio Presidente. Allí el único intérprete, es el desteñido liberal, Luis Fernando Velasco, el hombre de la ‘’billetera’’ de gobierno, que trata de enderezarle las embarradas al Presidente, lo que da la impresión que su lambona lealtad, es una estrategia de la deslealtad, para ganarse, a largo plazo, ‘camaleónicamente’ hablando, la postulación presidencial.

En resumen: No veo ninguna posibilidad de GOLPE DE ESTADO. Pero, si veo un GOLPE DE PECHO COLECTIVO, que pone de rodillas a todos los que votaron por Petro y por ahí puede venir la reacción. Lo del estallido social, no lo descarto, porque Maduro necesita de Petro, y como los dos son carroñeros, se juntan para mitigar el hambre de poder.

Nos sigue doliendo lo de los juegos PANAMERICANOS. ¡Eso se hincha!

Sobre Ver Bien Magazín

Somos un magazin quincenal con noticias variadas y positivas, que nos ayuden a conseguir un mejor entorno, a ver la vida de manera más positiva, y a construir un mejor mañana. Trabajamos con respeto, independencia y capacidad crítica, sin filiación religiosa ni política. Sin distingos de clase social ni raza. Nuestros únicos credos son: la vida sana, un futuro mejor para nuestros hijos y generar conciencia colectiva con este país, hermoso, llamado Colombia.

Comentar